LADY DI

El apodo que usaba Lady Di con su amante para que la Familia Real no la descubriera

Lady Di fingía ser otra persona para que no la descubrieran con sus amantes.

Lady Di.Créditos: Captura de pantalla
Escrito en CELEBRIDADES el

Lady Di es una de las personalidades más reconocidas de la realeza británica, incluso me atrevería a decir que habrá personas en el mundo que la ubiquen más a ella que a la mismísima reina Isabel. Rompió estereotipos, fue empática con los seguidores y brindó mucho apoyo y cariño a los más necesitados. La figura de Diana será recordada eternamente.

Sin embargo, su vida personal no fue de color rosa. Es conocido por el mundo que vivió una pesadilla entre amores siendo princesa. Contrajo matrimonio con el príncipe Carlos, heredero al trono británico con doce años de diferencia. Su vida pública inició muy intensa con un innumerable número de lentes de paparazzi sobre ella. Era complicado lidiar con ese robo de privacidad a la par que trataba de llevar un matrimonio infiel. 

Por esas y muchas razones más, Diana también decidió engañar al príncipe Carlos como medida de huida a su vida como "La Princesa de Gales". Mientras que su esposo no se preocupaba por esconder sus encuentros con Camilla Parker, Lady Di corría a los brazos de alguien más para no sentirse sola, pero ocultándolo lo más posible pues había creado una buena imagen pública. 

Se veía a escondidas con James Hewitt, su profesor de equitación, quien, dicen, incluso es el verdadero padre del príncipe Harry, su segundo hijo (para ser sinceros sí tienen una gran similitud física). Diana usaba un apodo cada que lo veía para mantener en secreto sus encuentros.

Apodo que Lady Di usaba con su amante

Según el biógrafo oficial de Diana Spencer, Andre Morton, la relación de la princesa con su profesor de equitación jugó un papel muy importante para su salud física y mental en uno de los peores momentos de su vida. Incluso sus hijos se encariñaron con él mientras su padre no estaba en casa. Pero fuera de cualquier par de ojos curiosos fingía ser otra persona de nombre "Julia" para poder tener una relación con James.

Por años ha surgido una enorme duda, ¿dónde se veían si el palacio estaba rodeado de ojos y cámaras que podrían descubrirlos? Según el libro "Diana: un secreto muy bien guardado", de Ken Wharfe, la pareja viajaba a la provincia Devony en la casa de la madre de Hewitt donde podían estar cómodamente seguros y tener los encuentros que buscaban.