ALEXANDER SKARSGARD

Alexander Skarsgard critica a Hollywood: "Esta industria es increíblemente ridícula"

El actor sueco protagoniza "The Northman", la más reciente película de Robert Eggers

Alexander Skarsgard.Créditos: Instagram de @thenorthmans_fp
Escrito en CELEBRIDADES el

Alexander Skarsgard es hoy uno de los actores más reconocidos a nivel mundial. En series como “Big Little Lies” y “Sucession” ha demostrado que su capacidad actoral no se limita a su físico, que ha aprovechado en películas como “Tarzán”.

Ahora, el hijo de Stellan Skarsgard tiene un gran papel en The Northman, la más reciente película de Robert Eggers, el genio de “The Witch” y “The Lighthouse”, quien se basó en la misma leyenda vikinga que Shakespeare para “Hamlet”.

Alexander Skarsgard es Amleth, un príncipe vikingo que venga a su padre. Ubicada en el siglo X, es una epopeya violenta, una rareza autoral de gran presupuesto y finura artística que tiene a Nicole Kidman, Ethan Hawke, Anya Taylor-Joy y Willem Defoe en su elenco. Estrena el 22 de abril.

Alexander Skarsgard en una escena de "The Northman". Foto: cortesía Focus Features

Pero el camino de Alexander Skarsgard a este tipo de papeles no ha sido fácil. Empezó su carrera a los 7 años en su Suecia natal, pero decidió parar a los 13. Volvió a los 20 y a los 25 consiguió un papel en “Zoolander” y, luego, contó en una entrevista reciente con The Times, “me dejaron audicionando para interpretar al novio de una chica que es asesinada en la escena cuatro de una película de terror de bajo presupuesto”.

En Suecia trabajó en películas que apenas pagaban lo suficiente para comprar un boleto de regreso a Los Ángeles. Al estar catalogado como "chico sexy", “la gente no me tomó en serio. Si quieres personajes con profundidad pero te han etiquetado como 'un tipo que se quita la camisa', no vas a recibir esas ofertas".

En 2008, con su incursión en la serie “Generation Kill”, las cosas cambiaron.

Alexander Skarsgard y Anya Taylor-Joy en una escena de "The Northman". Foto: cortesía Focus Features

Ahora, considera, según la misma entrevista con The Times, que “esta industria es increíblemente ridícula. En las reuniones la gente es realmente insegura y con muchas ganas de agradar. Pero es una jerarquía estricta. Si la gente en la cima dice que algo es bueno, la gente se alinea. Además, las tonterías triviales y triviales se vuelven muy importantes para las personas. Como actor, el valor que se le da a la importancia de algo puede volverse ridículo para mí”. 

Su verdadera ambición es tener muchos hijos. Su padre, dos veces casado, tiene ocho. Quiere nueve.

Ve aquí el tráiler de "The Northman"