DUQUESA DE SUSSEX

La frustración de Meghan Markle ante información de que una amiga sería su estilista

Nuevos correos electrónicos revelan el malestar de la esposa del príncipe Harry por dudar que ella es respnsable de su estilo.

Meghan Markle.Nuevos correos personales de Meghan Markle han visto la luz. Créditos: Captura video
Escrito en CELEBRIDADES el

Nuevos detalles de la vida de Meghan Markle dentro de la realeza se hicieron públicos producto de la batalla legal que mantiene la Duquesa de Sussex con Associated Newspapers Limited. 

Según correos electrónicos revelados en la corte, la pareja del príncipe Harry mostró particular preocupación por "lo único sobre lo que parece que todavía tengo algún control" mientras era parte de la familia real: su estilo. 

Todo se dio cuando los autores de la biografía "Finding Freedom" se acercaron al Palacio de Kensington en agosto de 2018 con una lista de preguntas, según informó Newsweek. En aquella oportunidad, el príncipe Harry y Meghan Markle autorizaron al secretario de comunicaciones, Jason Knauf, a dar distintos detalles de su vida. 

Meghan Markle y su frustración por supuesta estilista

Una colaboración que ese vio en riesgo, ya que la Duquesa de Sussex se opusiera a una publicación que había visto en Twitter. En ella se aseguraba que una de sus amigas cumplía el rol de ser su estilista.

Según los correos electrónicos que se revelaron en la corte, Meghan Markle le escribió a Jason Knauf lo siguiente: "Sabes lo personalmente frustrante que encuentro la narrativa del 'estilista' (ya que es lo único sobre lo que parece que todavía tengo algún control: mi estilo personal), pero dado que nos están pidiendo cooperar con esta biografía evidentemente autorizada que necesito compartir, no me sentiré cómoda haciéndolo si esta persona es considerada una autoridad y está tuiteando lo siguiente".

Meghan Markle mostró su preocupación de que "está siendo citada en Town and Country y varios otros diciendo que (redactado) me diseña, lo cual es evidentemente falso...". 

El tema no quedó ahí, ya que cuatro meses después de aquel correo electrónico, la Duquesa de Sussex envió notas escritras en tercera persona a Jason Knauf en las que se hacía hincapié que "Meghan no trabaja con un estilista" y que la mujer sindicada en ese rol "es su amiga cercana".