Celebridades

Revelan el por qué la reina Isabel permitió las infidelidades de su esposo, el príncipe Felipe

El matrimonio del príncipe Felipe y la reina Isabel II duró 73 años.

El pasado jueves 10 de noviembre, Tessa Dynlop publicó una nueva biografía enfocada en la historia de amor entre la reina Isabel II y el príncipe Felipe. La oportunidad para ella de abordar las supuestas infidelidades del marido de la reina, la ha aprovechado muy bien.

Cabe señalar que la historiadora escribió un libro dedicado a estudiar los detalles más insospechados del largo matrimonio que formaron Isabel II y Felipe de Edimburgo, que según Tessa estuvo lleno de amor, lo que logró que fuera duradero. Pero, en un lado completamente opuesto, también ha indicado que la reina de Inglaterra tuvo que aguantar las aventuras de su marido.

Por si fuera poco, para la Familia Real, el estreno de la quinta temporada de "The Crown", en la que se dice que se abordan temas delicados como la infidelidad del príncipe Felipe a su esposa, ahora surge una nueva publicación que habla de que la reina Isabel II siempre estuvo al tanto de los engaños de su marido y los aceptó como parte de su destino.

El libro lleva como título: "Elizabeth and Philip: A Story of Young Love, Marriage and Monarchy" (Isabel y Felipe: Una historia de amor, matrimonio y monarquía), en el que Tessa Dunlop volvió a la hermosa, pero agridulce historia de amor entre la reina británica y su esposo.

Durante una entrevista previa al lanzamiento de su libro, la autora real respondió a los rumores sobre la infidelidad del príncipe Felipe y dijo: "Lo sea o no, él y la reina claramente tuvieron un matrimonio duradero y amoroso, una pareja a la que ella apoyó y él se apoyaba, dependiendo el uno del otro".

Reina Isabel abría tolerado las infidelidades de su marido.

En 1947, Felipe Mountbatten se casó con la entonces princesa Isabel. Luego, a los 26 años, el joven príncipe se vio obligado a renunciar a sus títulos reales griegos y daneses, así como a su lealtad a la corona griega. Luego decidió poner su vida en pausa para desempeñar su papel de esposo y apoyar a su mujer en su vida como monarca.

Dicha decisión lo llevaría a hacer muchos más sacrificios, mismos que explicarían por qué la madre del rey Carlos III le habría dejado tener aventuras con otras mujeres. Se piensa que Isabel II entendió la necesidad de libertad de Felipe de Edimburgo y que le pedía mucho a un alfa varón, para ponerse detrás de ella y apoyarla siempre.

El esposo de la monarca más longeva del Reino Unido renunció a su nombre y a su casa real, explicó Tessa Dunlop, antes de continuar y decir que la soberana entendió perfectamente la postura de su marido, quien estaba caminando por la cuerda muy estricta y le dio un poco de libertad.

No cabe duda que el matrimonio de la reina Isabel y el príncipe Felipe fue una relación un tanto turbulenta, pero que se dio durante una época muy distinta a la actual, en la que la monogamia no tenia la alta popularidad que tiene en el mundo hoy. Cómo olvidar el discurso de la fallecida monarca por sus 50 años de matrimonio en el que describió a su marido como "su roca".

VIDEO RECOMENDADO: Clara Chía Martí ya sufre junto a Gerard Piqué

Tags