TOM HANKS

Tom Hanks: se cambió los pantalones frente a la Mona Lisa cuando filmó "El Código Da Vinci"

El actor admitió que sus populares películas de "El Código Da Vinci" eran "tonterías"desde el punto de vista histórico.

Tom Hanks.El actor de Hollywood interpretó al profesor de simbología religiosa "Robert Langdon" en la trilogía de "El Código Da Vinci", que recaudó más de mil millones de dólares.Créditos: Instagram
Escrito en CELEBRIDADES el

El doctor “Robert Langdon” de la trilogía de “El Código Da Vinci” le permitió a Tom Hanks tener oportunidades únicas en su vida, no solo por la popularidad que obtuvo por las controversiales cintas, también por el dinero que ganó y las experiencias únicas que tuvo durante el rodaje.

En entrevista para el New York Times, el experimentado actor contó una de las anécdotas que vivió durante el rodaje del “El Código Da Vinci”, que coincidió con la celebración de su cumpleaños

“Déjame decirte algo más sobre 'El Código Da Vinci'. Era mi cumpleaños número 40 y algo. Estábamos rodando en el Louvre de noche. ¡Me cambié los pantalones frente a la Mona Lisa! ¡Me trajeron un pastel de cumpleaños en el Gran Salón! ¿Quién llega a tener esa experiencia? ¿Algún cinismo ahí? ¡Diablos, no!”, dijo.

A poco más de 16 años del estreno de la primera cinta, basada en el libro de Dan Brown, Tom Hanks reconoció que la popular trilogía es “una tontería” desde el punto de vista histórico y solo las firmó por lo que llegaría a su bolsillo al interpretar al profesor de simbología religiosa de la Universidad de Harvard experto en descifrar enigmas históricos.

"Dios, eso fue una empresa comercial… Sí, esas secuelas de Robert Langdon son una tontería. 'El Código Da Vinci' era una tontería”, indicó el actor de Hollywood, quien dio vida a “Robert Langdon” en “El código Da Vinci” (2006), “Ángeles y demonios” (2009) e “Inferno” (2016).

“Quiero decir, Dan Brown, que Dios lo bendiga, dice: '¡Aquí hay una escultura en un lugar de París! No, está muy lejos. ¿Ves cómo se forma una cruz en un mapa? Bueno, es una especie de cruz'", dijo el actor.

Los libros se convirtieron en éxitos de ventas inmediatos, pero las películas recibieron fuertes críticas y Tom Hanks admitió que asumió el protagónico ya que ganó entre 20 y 25 millones de dólares por cada cinta.

"No hay nada de malo en el buen negocio, siempre que sea uno bueno. Para cuando hicimos la tercera (“Inferno”), demostramos que no era un buen negocio", destacó.

En ese momento, el “Código Da Vinci” molestó a los líderes católicos de todo el mundo cuando se publicó en 2006 por sugerir que Jesús era un padre casado cuando murió.

Cuando filmaban “Ángeles y demonios” en Italia, la producción de la cinta nuevamente se rodeó de polémica, pues la diócesis de Roma les prohibió filmar en dos iglesias romanas.

Actualmente, Tom Hanks se encuentra en una gira de prensa por su último papel en la nueva película biográfica sobre la vida de Elvis Presley, Elvis, dirigida por Baz Luhrmann. Tom  interpreta al manager de Elvis, el coronel Tom Parker, quien fue famoso por engañar al ícono de la música para quedarse con una parte de las regalías de sus canciones.