EMME MUÑIZ

Emme Muñiz: de coquetos vestidos a moda andrógina, la evolución de la hija de JLo

La hija de Jlo se ha convertido últimamente en todo un ícono del género fluido.

Emme Muñiz estilo.Emme Muñiz estiloCréditos: Captura de Pantalla
Escrito en CELEBRIDADES el

Emme Maribel Muñiz, la hija de Jennifer López y Marc Anthony, ha sorprendido recientemente al revelar que se identifica con el género fluido. Ha estado siempre frente al lente de las cámaras pues ambos padres gozan de fama y fortuna gracias a la música; era casi imposible que ella se mantuviera alejada de los medios y además, que no fuera así de talentosa como ellos. A sus 14 años, luego de usar coquetos vestidos rosas, vive su identidad libremente apostando por la moda andrógina para expresar su personalidad. 

Ella prefiere looks deportivos y prendas oversize, es un ejemplo muy particular haciendo la comparación con su mamá quien siempre luce mucho brillo, mini vestidos y prendas sumamente femeninas. Son una clara admiración de amor, respeto y empatía.

En su última aparición su mamá la presentó con pronombre neutro en el escenario, lo cual causó mucho revuelo y se convirtió en el tema de conversación y admiración por semanas. La vimos posteriormente compartiendo momentos con Seraphine, la hija de Ben Affleck quien comparte con Emme la identidad de género fluido. Se han convertido en grandes aliadas en este proceso de autoconocimiento y aceptación. 

Recordemos la evolución de Emme con las pocas apariciones con sus padres desde bebé hasta adolescente. 

Nació el 22 de febrero del 2008, tiene un hermano gemelo de nombre Max. Al principio sus papás querían mantener a sus hijos alejados de los reflectores pero con la fama de ambos fue imposible por lo que entraron en la lista de los niños de famosos más seguidos y admirados.

Emme siempre ha llamado la atención pues es idéntica a su mamá puertorriqueña; además, heredó el gran talento que la ha llevado a destacar dentro de la música internacional cantando en grandes escenarios como el show de Medio Tiempo del Super Bowl donde por cierto, estuvo acompañada también de su hija en una mini participación especial. 

Desde muy pequeña Jennifer López elegía looks femeninos con colores pastel para vestir a su hija. La acompañaba a eventos públicos, pasarelas o desfiles de moda donde mostraba el estilo formado por la también conocida como "Diva del Bronx".

Acompañó a su mamá cuando le entregaron su estrella en el Paseo de la Fama usando un vestido blanco Gucci con diadema, a un desfile de Chanel en París, al estreno de una película acompañada también por su hermano Max. 

Emme iba creciendo y su estilo iba cambiando. La vimos en el 2018 en los premios MTV donde asistió con una blusa satinada, falda, medias y zapatos metálicos. Llamó la atención su larga cabellera rizada pero totalmente natural sin tener que pasar algún procedimiento de peinado.

Entonces empezó a cantar con su mamá. La escuchamos en la gira "It’s My Party: The Live Celebration" y posteriormente, como lo comentamos, en el Half Time del SuperBowl junto a Shakira. Rápidamente se posicionó como una de las jóvenes promesas de la música.

Pudimos apreciar el gran talento vocal que heredó pero de igual forma nos mostró que su estilo estaba cambiando. Seguía siendo un girly look con falda; sin embargo, lo combinó con detalles sin género como cadenas y sudadera. De igual manera, recibió algunos comentarios por su peinado que muchos lo tacharon de desaliñado para un evento de tal magnitud.

Durante la pandemia de covid-19 Emme decidió comenzar a tomar las riendas de su forma de vestir y hubo modificaciones más notorias e importantes. Al ser captada por los paparazzis junto a su mamá pudimos observar que ya no era la Emme de color rosa a la que estábamos acostumbrados. Por supuesto que llamó la atención. 

Empezó a utilizar prendas oversize, cortó su pelo, empezó a teñirlo con colores fantasía como verde y rosa, la veíamos en repetidas ocasiones usando gorra y una apariencia desaliñada y rebelde con sobrecamisas, grandes jeans de mezclilla y cómodos sneakers.

Durante la Gala Diamante Azul de la Fundación de los Dodgers en Los Ángeles, demostró que su talento es extraordinario y el apoyo de su mamá inmenso. La presentó con el pronombre "elle" dejando claro la identidad de su hije. Aprovechó el momento para cantar con un micrófono forrado de cristales de colores como la bandera LGBT+ y vistió un conjunto de béisbol con gorra y botas de color negro que nos dejó claro su posición a los 14 años. 

Lo importante es que así se siente cómoda y feliz además de contar con el apoyo de su mamá, Jennifer López, y de su novio, Ben Affleck quien está pasando el mismo proceso con su hija Seraphine.