REALEZA

Sin regalos y reverencias a la Reina: las reglas más raras que deben seguir los niños de la realeza

Se espera que los niños de la Familia Real se inclinen o hagan una reverencia a la Reina desde los cinco años.

Realeza.Seguir estas normas puede ser muy complicado, pero deben cumplirlas.Créditos: Instagram
Por
Escrito en CELEBRIDADES el

Uno de los miembros de la familia real más queridos sin duda ha sido Lady Di, pues fue una de las primeras en mostrarse sin filtros rompiendo los protocolos que deben de seguir y aunque todos pensamos que tienen una vida llena de lujos y privilegios, también deben cumplir estrictas reglas que no son nada fáciles de cumplir, pero estos también aplican para niños.

Para un pequeño de la realeza, la vida puede estar llena de algunas ventajas, sin embargo, también se ven en la obligación de cumplir complejos protocolos que serían impensados para cualquier niño con una vida común y tradicional.

Cabe señalar que cada uno los niños que nacen en familias reales deberán cumplir con una figura específica dentro de la corona, de modo que desde que son muy pequeños se les educa para que sean capaces de cumplir con sus deberes y compromisos a medida que crezcan.

Desde las reglas sobre la ropa adecuada hasta el protocolo oficial sobre la recepción de regalos, a continuación, te compartimos algunas de las reglas más inusuales que los niños de la realeza deben seguir.

Los niños varones deben usar pantalones cortos

Esta regla puede parecer un poco extraña pues en lugar de pantalones hasta que tengan cierta edad.

Tal vez alguna vez se han preguntado acerca del gusto por los pantalones cortos que tiene el príncipe George, el hijo mayor del duque y la duquesa de Cambridge, resulta que no es una preferencia de estilo, ya que la etiqueta real dicta que los pantalones suelen estar reservados para niños mayores y hombres adultos.

Mientras que el hermano menor del príncipe George, el príncipe Louis, todavía le quedan años en pantalones cortos, el príncipe George ya comenzó a utilizar pantalones pues ya  cumplió ocho años y es la edad en la que dejan de utilizar shorts.

Las clases de etiqueta jamás faltarán

Los niños de la realeza jamás deben dejar de ver clases de etiqueta, ya que deben saber comportarse acatando las normas en cualquier circunstancia pública o privada de la monarquía.

El saludo debe ser correcto

Existen formas específicas de saludar tanto a la reina como a cualquier miembro de la realeza, así que deben conocer cuáles son los protocolos para cada persona.

La mayoría de los regalos no se pueden guardar.

Cualquier persona esperaría que si un niño de la realeza recibe algún regalo podría quedárselo sin problema, pero no es así ya que como hijo de la familia real no pueden quedarse con la mayoría de los regalos que reciben, ya que todos los regalos se reciben en nombre de la Reina.

Esto aplica para juegos, juguetes o ropa.

Hablar varios idiomas es indispensable

En vista de que cumplen toda clase de compromisos reales, es muy importante que sepan hablar varios idiomas para su futura vida como representantes de la corona.

Las reuniones con líderes extranjeros suelen estar prohibidas

El príncipe George no permitió que el protocolo le impidiera reunirse con el ex presidente Barack Obama y la ex primera dama Michelle Obama en 2016, sin embargo, sí requirió el permiso de sus padres para quedarse despierto, ya que Harper's Bazaar señala que “saludar a los líderes mundiales y dignatarios extranjeros es generalmente fuera del alcance de los bebés Reales”.

Viajes por separado

Los herederos de la corona jamás deben viajar juntos, ya que esta es una manera de asegurarse de que si algo malo ocurre exista un heredero. El príncipe George dejará de viajar junto a su padre cuando cumpla los 12 años.

Tienen que someterse a un entrenamiento de etiqueta.

Los niños de la realeza parecen muy educados cuando están en público porque deben someterse a un entrenamiento de etiqueta, pues su entrenamiento comienza "tan pronto como tienen la edad suficiente para sentarse en una mesa".

Durante estas lecciones, los niños aprenden los niveles de voz apropiados, así como cómo cenar formalmente y asistir a eventos formales.

Tienen que inclinarse y hacer una reverencia a la Reina

Como cualquier otro miembro de la familia real o súbdito de la corona, los niños de la deben saludar al monarca con una reverencia o se inclinándose ante la Reina desde los cinco años.

El tiempo de juego se lleva a cabo fuera de la lluvia o el sol

Además de aprender español con su niñera, los niños de Cambridge también deben seguir su horario estricto, que incluye tiempo de juego diario al aire libre.

La dieta es estricta

Los niños deben estar sanos y en gran parte esto lo garantizan con un tipo de alimentación estricto, libre de grasas excesivas y con muchas verduras y frutas.

Video recomendado: Príncipe George se roba el espectáculo en el Jubileo de Platino de la Reina Isabel