Celebridades

Pastel de bodas de Diana y Carlos se conserva intacto, cuatro décadas después del gran acontecimiento

Una rebanada del postre de frutas fue subastado en Inglaterra por poco más de dos mil euros.

Un trozo de pastel de frutas que se sirvió en la boda del ahora rey Carlos III y Diana, la princesa de Gales se puso a la venta, 40 años después de la famosa ceremonia de 1981, vista por millones de espectadores de todo el mundo. Se cree que la porción rectangular, que apenas se ha deteriorado a pesar de las décadas pasadas, proviene de la capa inferior del postre de cinco niveles.

Nigel Ricketts, quien se desempeñaba como pulidor francés en la Casa Real de Windsor en ese momento, conservó durante 40 años un trozo de la cobertura de la tarta nupcial de Carlos de Inglaterra y Diana de Gales. Una porción con base de mazapán sobre la que se diseñó el escudo de armas del Reino Unido glaseado en dorado, plata, azul y rojo y que este miércoles fue subastado, alcanzando el precio de mil 850 libras esterlinas, es decir, unos dos mil 180 euros.

La rebanada de pastel, que se conservó en su caja de presentación original, estuvo acompañada de una carta de agradecimiento escrita a mano por el nuevo monarca, entonces príncipe, y su ex novia, dirigida a los miembros del personal de la casa real. El documento está valorado en 150 libras esterlinas.

“Parece estar exactamente en las mismas buenas condiciones, pero desaconsejamos comerlo”, dijo con sarcasmo hace unos días Chris Albury, de Dominic Winter Auctioneers de Gloucestershire, la casa que llevó a cabo la puja.

La tapa del pequeño contenedor tiene la insignia del príncipe de Gales junto con las iniciales C y D escritas con caligrafía y "Palacio de Buckingham, 29 de julio de 1981". Ricketts murió a principios de este año y un experto de Dore and Rees Auctioneers de Frome, Somerset, fue a su casa en Westbury, Wiltshire, para valorar algunos artículos.

En esa visita, encontró el pastel de bodas todavía envuelto en su tapete y papel resistente a la grasa dentro de la caja. A pesar de su antigüedad, la pieza apenas se ha deteriorado, probablemente conservada por la gran cantidad de alcohol que se utilizó para su elaboración.

En total, se hicieron 23 pasteles oficiales para la boda, incluido un pastel de frutas en capas de cinco pies de altura que pesaba 225 libras. En 2014, se vendió una porción por 990 libras esterlinas en una subasta en Los Ángeles, California.

El rey escribió su "más cálido agradecimiento" y el de Lady Di por el "magnífico" regalo. "Diana y yo estamos conmovidos más allá de las palabras de que te hayas tomado tantas molestias para encontrar algo tan eminentemente útil ¡Y puedo asegurarte de que lo atesoraremos en cualquier casa en la que descanse!", agregó.

También hay varias invitaciones enviadas a Nigel para los bailes navideños organizados por la reina Isabel IIy el príncipe Felipe en el Palacio de Buckingham y el Castillo de Windsor a principios de la década de 1980. Ricketts trabajó como pulidor francés y restaurador de muebles en la Casa Real del Castillo de Windsor de 1980 a 1985.

Video recomendado: Maluma llega a Japón y enloquece a sus seguidores

 

Tags

Lo Último

Más Noticias