REINA ISABEL

Reina Isabel muestra su fortaleza al aparecer sin bastón en una reunión en Windsor

La monarca tuvo una audiencia con la gobernadora de Nueva Gales del Sur, Margaret Beazley, en el Castillo de Windsor

Reina Isabel.La monarca de 96 años recibió a otro invitado en el Castillo de WindsorCréditos: Twitter
Por
Escrito en CELEBRIDADES el

Fortaleza es la palabra que mejor define a la reina Isabel II de Inglaterra y es que luego de que se perdiera la mayoría de los festejos de su Jubileo de Platino, la monarca de 96 años apareció en plena forma mostrando una gran sonrisa y posando sin bastón en el Castillo de Windsor.

Su Majestad tuvo una audiencia con la gobernadora de Nueva Gales del Sur, Margaret Beazley. Y para la ocasión lució un vestido amarillo con estampado floral junto con un collar de perlas de tres vueltas y aretes a juego.

En este encuentro, la reina fue fotografiada sin bastón, que había estado usando con bastante frecuencia como apoyo para los problemas de movilidad que había experimentado desde octubre pasado.

La primera ocasión en que se le vio con bastón fue en 2003 cuando se recuperaba de una cirugía de rodilla y después de esa ocasión volvió a usarlo durante un Servicio de Acción de Gracias para conmemorar el Centenario de la Legión Real Británica el otoño pasado.

Fiel a su sentido del humor, Isabel ha tomado con sentido del humor sus problemas de movilidad y durante una reunión bromeó al respecto al decirle a los presentes: "Bueno, como pueden ver,  ¡no puedo moverme!".

De acuerdo con el historiador y biógrafo real, Robert Lacey, la reina mantiene bajo control todo lo que sucede en el Palacio de Buckingham, pese a los problemas de salud que ha experimentado.

"La sensación que tengo de todas las personas con las que hablo es que la Reina mantiene el control total de sus facultades y de todo en el palacio. El problema es la movilidad física, y eso no es constitucional". o tema de regencia. Ella está a cargo", dijo a “People”.

La reunión con Margaret Beazley es la segunda que lleva a cabo de manera presencial en Windsor; el martes, el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, visitó la residencia real para obsequiar a la reina con una cruz de Canterbury especial por su servicio "incansable" a la Iglesia de Inglaterra durante más de 70 años.

En las últimas semanas, Isabel II ha mantenido un perfil bajo, luego de las celebraciones de su Jubileo de Platino a principios de este mes, tampoco asistió al Royal Ascot la semana pasada, lo que marca la primera vez en su reinado que se pierde el evento anual de carreras de caballos.

Video recomendado: