Astros

Venus cuadratura a Saturno: ¿Qué límites pones en tus relaciones y también a ti mismo?

Descubre aquí qué desafíos trae este contacto entre ambos planetas, y cómo puedes hacer para aprovecharlo de la mejor manera. ¿Estás preparado para cuestionar tus vínculos?

Un tránsito astrológico es conocido como el ingreso de planetas en signos zodiacales, o el contacto entre diferentes cuerpos celestes. De esto último hablaremos hoy, ya que Venus en Géminis hace una cuadratura con Saturno en Piscis

Para entender lo anterior, primero debemos comprender de qué se trata cada planeta. Venus tiene que ver con el amor, el placer, los recursos y también la autoestima, mientras que Saturno es el planeta de los límites, de la estabilidad y del trabajo en el tiempo. 

Cuando están en una cuadratura, es porque forman un ángulo de 90º, donde chocan ambas energías y eso puede traer diferentes consecuencias o movimientos importantes a nivel personal y sobre todo relacional. 

Continúa leyendo a continuación para que sepas cómo aprovechar esta energía de mejor manera, y también puedas reconocer patrones en ti que necesitas trabajar mediante la explicación de este tránsito. 

Venus cuadratura a Saturno: ¿Qué límites pones en tus relaciones y también a ti mismo?

La cuadratura de Venus y Saturno tiende a poner a prueba los vínculos, ya que la tensión entre ambos hace que vengan cuestionamientos, miedos y necesidad de aclaraciones importantes en torno a cómo se genera la fortaleza e intimidad de una relación. 

Lo anterior, con Géminis y Piscis en la ecuación, hace también que nos preguntemos si la flexibilidad que tenemos es la necesaria, si sentimos que los caminos que abrimos son los correctos, y si realmente tenemos o no espacio para vincularnos desde lo entretenido y juguetón. 

La emoción también toma un rol importante, porque seguramente Saturno en Piscis nos llevará a querer tener un poco de distancia con las relaciones para así poder gestionar lo que sentimos de mejor manera, y también entender qué tanto de nuestra propia identidad ponemos en juego al tener una pareja. 

No te asustes si empiezas a preguntarte cuánto recibes en comparación a lo que das, porque este tránsito también trae mucho crecimiento en relación a la importancia de madurar un vínculo mediante límites claros, que te hagan enfrentar los miedos y poder poner tus deseos en la mesa. 

En conclusión, entonces, Géminis nos muestra las opciones que tenemos en las relaciones, y Saturno en Piscis nos pide hacernos cargo de ellas y elegir qué queremos realmente en el futuro, y cómo vamos a hacer para gestionar aquello que sentimos que necesitamos en una pareja. ¿Te atreves a madurar en lo vincular?

Tags

Lo Último

Más Noticias