ESTRENOS 2022

"Top Gun: Maverick", protagonizada por Tom Cruise, es un espectáculo visual de principio a fin

La película estrena este fin de semana.

Tom Cruise.Protagoniza "Top Gun: Maverick"Créditos: Cortesía Paramount Pictures
Escrito en CINE / STREAMING el

"Top Gun: Maverick" se estrenaría en junio de 2020. Pero entonces se dio el cierre de las salas de cine por la pandemia de covid-19 y la continuación de “Top Gun: pasión y gloria” (1986), la película de Tony Scott que instaló definitivamente a su protagonista Tom Cruise como una de las entonces jóvenes estrellas de Hollywood, tuvo que posponer su estreno.

Luego se estableció noviembre de 2021 como posibilidad, pero Tom Cruise, protagonista y productor del filme, decidió pasarlo para 2022. Y no se equivocó. Literalmente lleva todo el mes de mayo en una promoción incesante que ha incluido galas espectaculares, como aquellas con los miembros de la familia real británica y en el prestigioso Festival de Cine de Cannes donde el mismísimo Cruise recibió una Palma de Oro honoraria que reconoce su carrera. 

Tom Cruise, quien el 3 de julio cumple 60 años probablemente corriendo y haciendo mil piruetas como nunca en su carrera, ha hecho de "Top Gun: Maverick" un espectáculo visual de primera línea. Treinta años después de aquella película en la que las motocicletas, los aviones y los lentes Ray-Ban se movían a ritmo de "Take My Breath Away", Tom Cruise supo dar en el clavo para actualizar una historia en la que reaparecen las motocicletas, los aviones y los lentes Ray-Ban, aunque ahora a ritmo de "Hold My Hand" de Lady Gaga, que podría haberse desbarrancado en esta era de añoranzas, multiversos y sagas interminables.

Monica Barbaro como Phoenix en una escena de "Top Gun: Maverick". Foto: cortesía Paramount Pictures

Una de las condiciones de Cruise fue que no se usaran pantallas verdes ni CGI para las secuencias de vuelo. De hecho, un avión de su propiedad aparece en una de las escenas y los actores que conforman el reparto a su lado tuvieron entrenamiento real para pilotar. Y lo hicieron.

“Top Gun Maverick” retoma al personaje de Maverick, quien regresa a la academia de pilotos de donde se graduó en la primera película, para hacerse cargo de una misión especial que implica destruir una instalación que producirá uranio, escondida subterráneamente entre montañas de quién sabe dónde por quién sabe quién, para lo cual se requiere una precisión que se antoja suicida.

El filme, dirigido por Joseph Kosinski (“Oblivion'', 2013), que estrena el 26 de mayo en América latina y un día después en Estados Unidos, consigue establecer un balance entre lo que ocurre en tierra con aquello que sucede en el aire. No hace falta conocer la identidad del enemigo ni los pormenores de lo que ha ocurrido en 30 años, es decir entre una película y otra, que se dan con diálogos divertidos y lo suficientemente informativos como para generar las tensiones dramáticas (entre Maverick y Bradley "Rooster" Bradshaw, el joven piloto, por ejemplo) y románticas (entre Maverick y Penny Benjamin, interpretada por Jennifer Connelly).

Jennifer Connelly y Tom Cruise como Maverick y Penny en una escena de la película. Foto: cortesía Paramount Pictures.

Con cámaras instaladas dentro de las cabinas de los aviones que los propios actores tuvieron que aprender a operar, vemos secuencias de vuelo inauditas que son pura gozadera visual. Y en tierra, la atención a los detalles y a la nostalgia ochentera guían una película entretenida de principio a fin que se da tiempo de ser sentimental (esa escena con Val Kilmer), divertida (la primera escena del bar), emocionante (ese principio) y reflexiva sobre la maduración, la aceptación del paso del tiempo y el amor.

Ve el tráiler de "Top Gun: Maverick":