Celebridades

Princesa Charlene deslumbra con atrevido vestido de transparencias

La sudafricana acudió, junto al príncipe Alberto, a una gala benéfica de la Fundación Princesa Charlène.

Charlène de Mónaco estrenó un espectacular vestido para acudir junto a su esposo, Alberto II, a la gala benéfica de su fundación en Courchevel. El impresionante diseño largo de la firma Akris que estrenó la exnadadora con motivo de esta gala organizada por la Fundación Princesa Charlène tiene un costo de casi siete mil euros.

Se trata de un traje de tul semitransparente con detalles bordados que incluye un cinturón de crin en color negro. Cuenta con escote redondo y no tiene mangas, la cremallera es oculta y se encuentra en la espalda. Está elaborado de una mezcla de poliéster y poliamida, pero lleva forro de seda.

La prenda está fabricada en Rumanía y lo más impresionante son sus detalles bordados en todo el tul del vestido, que llegan hasta los pies. Este modelo lo combinó con un abrigo con cuello redondo y largo hasta los pies, como el vestido, que lució abierto.

Como ya es habitual en los últimos tiempos, lució su corte de pelo de estilo garçon con un maquillaje muy natural. Por su parte, el príncipe Alberto eligió un pantalón gris con camisa blanca y una chaqueta de color azul marino. Un look menos glamouroso que su esposa.

La gala benéfica

La gala benéfica tuvo lugar el domingo 12 de febrero por la tarde en el Ineos Club House de Courchevel en beneficio de la fundación de la princesa y los niños del club deportivo de esta localidad, cuya vocación es entrenar a los más jóvenes en deportes, especialmente ofrecerles los medios para el alto rendimiento.

Este acto, organizado por el príncipe Alberto de Mónaco con ayuda de James Arthur Ratcliffe, no se lo quiso perder la princesa Charlene pues reunió una multitud de atletas y emprendedores de alto nivel, invitados por el presidente del Club de Esquí de Courchevel, Marc Sénéchal.

En la gala benéfica se subastaron obras de arte, vinos, experiencias culinarias, turismo, artes o accesorios deportivos dedicados por atletas de renombre, todo ello a favor de iniciativas benéficas para la Fundación Princesa de Mónaco. En el evento hubo un recital de la joven pianista Stella Almondo, quien posó después con Alberto y Charlène de lo más sonriente

Todo parece indicar que Charlène se encuentra mucho mejor de salud física y emocional, y vuelve a acompañar al príncipe a un acto público, mostrando toda la elegancia que la caracteriza. Con este impresionante vestido, la princesa demuestra una vez más que es una fiel seguidora de la moda, al igual que parece ser su hija Gabriella, que a sus ocho años luce diseños de alta costura.

Tags

Lo Último

Más Noticias