Celebridades

Kate Middleton tocó el trasero del príncipe William como regaño, afirma experto en lenguaje corporal

De acuerdo con la experta, a el príncipe William no le disgusto está muestra de afecto en público.

La tarde del domingo 19 de febrero el príncipe William y Kate Middleton acudieron a la gala de los BAFTA y aparentemente decidieron que era el momento de regresar a los prestigiosos premios, pero hubo un gesto que se robó todas las miradas; la nalgada que le dio la princesa de Gales al futuro rey del Reino Unido, pero ¿Qué significó para el hijo de Lady Di esa nalgada pública? A continuación, te lo contamos.

Recordemos que para la realeza está prohibido dicha muestra de afecto, es por eso que la experta en lenguaje corporal Judi James dice que también revela mucho sobre la relación de William y Kate Middleton.

"Kate y William se ven mucho menos inhibidos con sus muestras de afecto en público ahora que han ascendido en el orden jerárquico real", indicó James a The Sun. "La palmadita en el trasero de anoche de Kate también mostró dónde podría estar parte del poder detrás de escena".

Aparentemente, el príncipe William y Kate están en una era muy coqueta de su relación, y Judi dijo que "La pareja se veía totalmente relajada y abiertamente emocionada de estar haciendo todo el glamour en la alfombra roja. Usaron más contacto visual de lo habitual y sus rituales de toque tenían aumentada para crear una sugerencia de coqueteo".

Asimismo, Judi también afirma que el golpecito en el trasero fue una respuesta no verbal de Kate debido a que William no pudo sostener su mano. "La caricia de Kate fue más que una simple señal de coqueteo".

"El gesto comenzó cuando ella pareció levantar la mano derecha con el pulgar separado de los dedos para señalar el deseo de tomarse de las manos. Sin embargo, William no respondió, sino que se inclinó para conversar, por lo que la pequeña palmadita o golpecito de Kate en el trasero parecía en parte sexy, en parte una reprimenda juguetona por perderse su señal no verbal".

Ah, y "William luce un 'pulgar levantado', una señal clásica del lenguaje corporal masculino que sugiere un placer intenso", señaló la experta.

De todos modos, Judi también sugirió que las vibraciones coquetas de William y Kate podrían ser una respuesta física a algunas afirmaciones recientes hechas por el Príncipe Harry: "Los comportamientos táctiles y juguetones de William y Kate podrían ser una respuesta a los comentarios de Harry sobre la frialdad y los hombres de la realeza que se casan con mujeres que 'encajan en el molde'", dijo. "Esta parece ser Kate mostrando que no debe encajar en ningún molde, con su glamour al estilo de Hollywood y su gesto muy descarado hacia su esposo".

Tags

Lo Último

Más Noticias