Celebridades

Príncipe Harry conoció su fortaleza física y mental tras superar dura prueba en el servicio mlitar

El príncipe Harry comenzó su carrera militar a los 20 años y sirvió en Afganistán. En 2014 creó los Juegos Invictus para los veteranos que sirvieron en la guerra.

Las explosivas declaraciones del príncipe Harry en su libro “Spare” que salpicaron a la casa real británica lo mantuvieron en el centro de la polémica por bastante tiempo, pero poco se había hablado sobre cómo se gestó la obra literaria en la que plasmó los roces que tuvo con su familia y lo que vivió como el “repuesto”  de su hermano, el príncipe William.

El periodista K.R. Moehringer fue el escritor encargado de plasmar las controvertidas memorias del hijo menor de la princesa Diana y el rey Carlos III y nunca había estado interesado en que su crédito apareciera porque no lo consideraba importante.

Sin embargo, el periodista rompió el silencio y dio nuevos detalles de la vida de la realeza a través de una columna que publicó en The New Yorker. La anécdota sobre una difícil experiencia que tuvo en su servicio militar la contó en medio de una fuerte discusión que tuvieron.

El príncipe Harry y su secuestro ficticio

Tras finalizar una actividad durante su servicio militar, el príncipe Harry fue secuestrado por “supuestos terroristas” y durante ese tiempo estuvo privado de su libertad, lo sometieron a todo tipo de vejaciones para que perdiera el control.

Lo encapucharon, lo arrastraron a un búnker subterráneo, lo golpearon, lo congelaron, lo privaron de alimento, lo desnudaron, sus captores lo obligaron a adoptar posturas de estrés insoportable con pasamontañas negros”, detalló Moehringer.

Esta práctica fue parte de un ejercicio militar con el propósito de conocer los límites de su realeza y saber si sería capaz de soportar y sobrevivir a algo similar en el campo de guerra.si llegara a ocurrir. 

Según relata el escritor, el duque de Sussex le contó que “los captores lo arrojaron contra una pared, lo ahogaron y le gritaron insultos en la cara, que culminaron en una vil mención a... ¿La princesa Diana?”

El escritor se negaba a incluir la réplica que obtuvieron los supuestos secuestradores de parte de Harry, pues la consideraba irrelevante, sin embargo, el royal le explicó que su motivo era que, al ser siempre subestimado por todo, gracias a este ejercicio se dio cuenta de sus capacidades e ingenio.

Él exhaló y explicó con calma que, durante toda su vida, la gente había menospreciado sus capacidades intelectuales, y este destello de inteligencia demostró que, incluso después de haber sido pateado y golpeado y privado de sueño y comida, tenía su ingenio”, dijo

Tags

Lo Último

Más Noticias