Celebridades

La razón por la que los príncipes George, Charlotte y Louis faltaron a la coronación del rey Carlos

El servicio de coronación del rey Carlos tuvo lugar en Edimburgo, dos meses después de los lujosos eventos organizados en mayo en Londres, donde los hijos de Kate Middleton y el príncipe William robaron todas las miradas.

El rey Carlos fue coronado por segunda vez en la Catedral de St Giles en Edimburgo con la presencia de Kate Middleton y el príncipe William pero llamó la atención la ausencia del príncipe George, la princesa Charlotte y el príncipe Louis.

Los hijos de los príncipes de Gales han destacado en los actos públicos en los que acuden con sus padres debido a su simpatía y buen comportamiento, por lo que a los fans de la realeza les extrañó que en este acto tan importante para su abuelo no acudieran.

Y es que Kate Middleton y el príncipe William, conocidos como el duque y la duquesa de Rothesay en Escocia, asistieron al evento en Edimburgo con un espectacular look que rindió homenaje a la reina Isabel II.

La ausencia de George, Charlotte y Louis en Escocia

El príncipe George, de nueve años, la princesa Charlotte, de ocho, y el príncipe Louis, de cinco, permanecieron en casa ya que los jóvenes miembros de la realeza aún tenían que asistir a la escuela.

Los hijos de los príncipes de Gales asisten a Lambrook School, una institución educativa situada en una finca en campiña de Berkshire y ubicada a solo 10 minutos de Adelaide Cottage, su hogar en Windsor.

Las celebraciones de la coronación del rey Carlos en Escocia

La conación tuvo lugar en la Abadía de Westminster de Londres en mayo, marcando el evento ceremonial más grandioso del Reino Unido en siete décadas, con la asistencia de aproximadamente 100 líderes mundiales, sin embargo, reconociendo la distinción histórica entre los monarcas ingleses y escoceses antes de su unión en 1603, se organizaron celebraciones separadas en Escocia para conmemorar la coronación de Carlos esta tarde.

En Edimburgo, en la calle Royal Mile, las multitudes se reunieron para la Procesión del Pueblo, compuesta por alrededor de 100 representantes que representaban diversos aspectos de la vida escocesa, así como la Procesión Real, con numerosos miembros del personal de servicio.

Durante un servicio lleno de gratitud en la Catedral de St Giles, Charles recibió los Honores de Escocia, que tienen un gran significado histórico. Entre estos artículos preciados se encuentra la Corona de Escocia, creada originalmente para el rey escocés James V en 1540 y utilizada en la coronación de María, Reina de Escocia en 1543. Las insignias también incluyen la espada de Isabel recién fabricada, que lleva el nombre de la difunta reina Isabel II.



Tags

Lo Último

Más Noticias