Celebridades

El valioso regalo que el Papa Francisco le dio al rey Carlos por su coronación

Las reliquias fueron incrustadas en la Cruz de Gales de plata que se usará en la procesión del soberano el próximo 6 de mayo.

El papa Francisco regaló al rey Carlos III dos astillas de la cruz en la que se cree que fue crucificado Jesús. Las reliquias fueron incrustadas en la Cruz de Gales de plata que se usará en la procesión que marcará la coronación del monarca británico, el próximo 6 de mayo.

De acuerdo con la prensa británica, este presente fue un obsequio personal del máximo representante de la iglesia católica al rey Carlos, pues “tiempo atrás, la Santa Sede le donó a Inglaterra dos fragmentos de la reliquia de la verdadera cruz, que se conservaban en la sala de la Lipsanoteca de los Museos Vaticanos, como señal ecuménica”.

En un comunicado, el arzobispo de Cardiff y obispo de Menevia, Mark O'Toole, dijo: "Con una sensación de profunda alegría abrazamos esta cruz, amablemente dada por el rey Carlos, y que contiene una reliquia de la verdadera cruz, generosamente donada por La Santa Sede."

“No es solo una señal de las profundas raíces cristianas de nuestra nación, sino que, estoy seguro, nos alentará a todos a modelar nuestras vidas en el amor dado por nuestro Salvador, Jesucristo. Esperamos honrarlo, no solo en las diversas celebraciones que están planeadas, sino también en el entorno digno en el que encontrará un hogar permanente”, añadió.

Las reliquias en la Cruz de Gales

Según “The Telegraph”, la reliquia fue entregada la semana pasada a la Casa Real por parte de representantes del Vaticano en la Capilla Real del Palacio St. James. “Estamos profundamente emocionados y agradecidos al papa Francisco por este extraordinario regalo”, destacó incluso en un tuit el embajador británico ante la Santa Sede, Chris Trott.

El regalo refleja la fortaleza que la relación entre la Santa Sede y el Reino Unido han desarrollado en el curso del reinado de su difunta majestad la reina Isabel, ¡que se reunió con cinco papas!”, agregó el diplomático.

Las dos astillas –una de un centímetro y la otra, de cinco milímetros–, fueron colocadas en forma de cruz en la cruz de Gales plateada, detrás de un vidrio y sobre una piedra preciosa de cuarzo rosa. Y sólo pueden verse de cerca, destacó el diario “The Independent”.

Realizada por orfebre Michael Lloyd, en la cruz están grabadas las palabras de San David, patrono y santo de Gales: “Byddwch lawen. Cadwch y ffyd. Gwnewch y Pethau Bychain”, que se traduce del galés al español como: “Sé alegre. Mantén la fe. Haz las cosas pequeñas”.

La cruz fue un regalo que el rey le hizo a la Iglesia de Gales por su último centenario y fue bendecida por el Arzobispo de Gales, Andrew John, el 19 de abril. “La Iglesia de Gales recibirá oficialmente la cruz en un servicio posterior a la Coronación y se compartirá su uso en el futuro. entre las iglesias anglicana y católica en Gales”, se informó en ese momento.

Aunque la coronación será un servicio anglicano, “la notable inclusión de un regalo del jefe de la Iglesia católica romana, refleja cómo otras denominaciones y fe estarán representadas”, destacó la BBC.

¿Cómo conoció el papa Francisco al rey Carlos?

El papa Francisco conoció al rey Carlos cuando aún era príncipe de Gales y viajó a Roma para la canonización del cardenal John Henry Newman, el 13 de octubre de 2019, una figura muy conocida en la Argentina por el colegio que lleva su nombre, teólogo y sacerdote anglicano que se convirtió al catolicismo en el siglo XIX.

En vísperas de esa canonización, la primera de un británico desde hacía más de cuarenta años, el entonces príncipe de Gales escribió un artículo para “L’Osservatore Romano”, el diario oficial del Vaticano.

“Como anglicano volvió a conducir esa Iglesia hacia sus raíces católicas y como católico estuvo listo para aprender de la tradición anglicana, por ejemplo al promover el rol de los laicos”, escribió entonces.

En abril de 2014, el papa Francisco recibió en el Vaticano a la reina Isabel II, quien falleció el 8 de septiembre a los 96 años, y al príncipe Felipe de Edimburgo. Tal como pudo verse en las imágenes difundidas en ese entonces por El Vaticano, Carlos le mostró orgulloso a Francisco una botella de whisky escocés que le trajeron de regalo, dentro de una canasta de productos de la huerta cosechados en sus propriedades, donde había huevos, miel, carne, jugo de manzana y té.

Tags

Lo Último

Más Noticias