WILLIAM Y KATE MIDDLETON

Kate Middleton revela cómo reaccionó el príncipe George a la muerte de la reina Isabel II

Los tres hijos de William y Kate han estado ausentes en los funerales de la monarca británica.

Príncipe George.El hijo de William y Kate Middleton se ha convertido el segundo en la línea de sucesión al trono. Créditos: Instagram
Escrito en CELEBRIDADES el

A una semana de la muerte de la reina Isabel II, el príncipe William y Kate Middleton han tratado de que sus hijos George, Louis y Charlotte realicen sus actividades de manera cotidiana, alejados de los funerales de su bisabuela y del ojo público. 

De acuerdo con la propia Kate Middleton ha sido el príncipe George, el mayor de los tres, y futuro rey de Inglaterra, quien ha comprendido mejor todo lo que ha sucedido estos últimos días con la muerte de la reina, a diferencia de sus hermanos. 

Fue durante el encuentro que tuvo con la gente de Sandringham House cuando la ahora princesa de Gales habló de cómo sus hijos han enfrentado la muerte de su bisabuela mientras se adaptan a su nueva escuela. 

 

“Están manteniendo esto lo más normal posible para los niños. Ella dice que los niños se estaban adaptando bien a su nueva escuela”, declaró una de las personas que pudo conversar con Kate al respecto. 

Tanto George, Louis y Charlotte se encuentran muy bien, realizando sus actividades cotidianas de lo más normal. Se especula que estarán presentes en el funeral final de la reina el próximo 19 de septiembre.   

“Estamos muy cansados, pero la multitud y el apoyo de la gente nos mantienen en marcha", dijo Kate Middleton a otro inglés.  

Esta actualización sobre los hijos de William y Kate se produce días después de que la princesa de Gales compartiera con un ciudadano las impresiones del pequeño Louis al saber que su bisabuela había muerto.    

Según su relato, Louis se dijo tranquilo por la muerte de la reina pues finalmente se iba a reunir con su bisabuelo, quien murió en abril del año pasado.   

 

Video recomendado: Los nuevos príncipes de Gales, William y Kate Middleton, en Sandringham